lunes, 25 de noviembre de 2013

EDIPO REY

     Título: Edipo rey
     Autor: Sófocles
    Traducción: Luis Gil
   Nº de páginas: 167


   ARGUMENTO
   Edipo era hijo de Layo y Yocasta (reyes de Tebas). Un oráculo advirtió a su padre de que su hijo lo mataría y se casaría con su esposa, por esto abandonaron a Edipo en el bosque atravesándole los tobillos con una vara. Allí, lo encontraron unos pastores que lo llevaron a la corte de los reyes de Corinto, estos lo adoptaron y lo criaron.

  Cuando Edipo creció, se enteró de que no era hijo de los reyes de Corinto y fue a Delfos para averiguar quiénes eran sus verdaderos padres. Sin embargo, el oráculo le dijo que su destino era matar a su padre y casarse con su madre. Al regresar, de camino se encontró con Layo (a quien no reconoció); éste le pidió que le cediera el paso, pero Edipo, enfurecido, lo mató. Edipo pensaba que la profecía se cumpliría con sus padres adoptivos, por lo que no quiso volver a Corinto y se dirigió a Tebas que estaba siendo asolada por una esfinge enviada por la diosa Hera como castigo. La esfinge le propuso un enigma a Edipo para liberar la ciudad y éste lo acertó.
  
  Se casó con Yocasta y tuvieron cuatro hijos. Años después, una epidemia llegó a la ciudad. El oráculo dijo que para acabar con la epidemia el asesino de Layo debía ser castigado con el destierro. Edipo estableció una condena para el asesino hasta que un adivino llamado Tiresias reveló toda la historia, pero Edipo no le creyó. Minutos después llega un mensajero de Corinto para comunicarle a Edipo que el rey (su padre adoptivo) había muerto, también le cuenta que en realidad no es hijo de los reyes de Corinto. Es entonces cuando Yocasta y Edipo se dan cuenta de que aparte de marido y mujer son madre e hijo, lo que desencadenará el trágico final.
           
       
      OPINIÓN PERSONAL
     A pesar de que el lenguaje es un poco difícil de entender porque es antiguo, es una tragedia bastante interesante en la que Sófocles intenta mostrarnos el poder que tiene el destino sobre los hombres, que a menudo se empeñan en cambiarlo.

  Me ha sorprendido la actitud con la que Edipo afronta el castigo. No esperaba que fuera aceptarlo ya que él es el rey de la ciudad y no sólo se comporta como un ciudadano más, sino que se impone a él mismo un castigo peor. He de decir que el castigo me parece injusto ya que Edipo cometió esos errores de forma inconsciente, pues no sabía que Layo era su padre ni que Yocasta era su madre. Rocío Nieto, 2º de Bachillerato B.

1 comentario:

  1. interesante... nunca lo habia leido, ahora tengo que estudiar... me lo voy a descargar para leerlo completo...saludos...

    ResponderEliminar